El acoso en las universidades



Todos los días miles de niñas y mujeres se levantan temprano para ir a sus respectivas escuelas. Algunas caminan a tempranas horas de la mañana hasta llegar a la parada del autobus, otras viajan más de una hora en metro para poder llegar a su destino. La larga distancia y las muchas horas de trayecto las exponen a diversas situaciones de todo tipo, y entre las más frecuentes están relacionadas con el acoso sexual. Sin embargo, el problema se hace aún mayor ante las decenas de denuncias que existen en diversos planteles escolares relacionados con la violencia sexual por parte de un amigo, un compañero de clases o incluso algún profesor.


En mayo del 2017 México fue sacudido con la noticia del asesinato de una joven de tan solo 22 años, su nombre era Lesby Rivera Osorio, quien fue encontrada ahorcada y atada a una caseta telefónica en las inmediaciones de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México. El feminicidio de Lesby cometido por su novio, fue solo la gota que derramó el vaso y sobretodo uno de los motivos de indignación más grande que ha sacudido a la comunidad estudiantil, quienes día con día se sienten más inseguros en un espacio donde los estudiantes deberían sentirse a salvo y donde no debiera existir cualquier tipo de violencia.


El mayor problema radica en que la mayoría de los lugares en donde suceden estos hechos son los mismos espacios donde miles de jóvenes son educados y se preparan para ser personas de bien para la sociedad, sin embargo, una buena parte de las denuncias de acoso sexual proviene de instituciones de educación. Según la encuesta nacional sobre la dinámica de las relaciones en los hogares realizada por el INEGI en 2017 arroja que 25.3% de las adolescentes mayores de 15 años han sido violentadas en espacios escolares, de estas agresiones el 38% son de carácter sexual.


Otro de los problemas que se identifican es que en México la mayoría de las escuelas no cuentan con protocolos para atender las denuncias de las alumnas que sufren acoso y violencia en México solo cinco de las más de 32 universidades públicas en el país cuentan con un protocolo de estos, estas son la la Universidad Autónoma de Sinaloa, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la Universidad Veracruzana, la Universidad de Quintana Roo y la Universidad Nacional Autónoma de México, quien a penas este año lo incorporó. Ante estas situaciones, son los directores de cada facultad o instituto quienes deciden qué hacer ante estos casos, ya sea tomar medidas por parte de la institución o bien acudir a las autoridades.


Es por esto que es de suma importancia que todos estemos conscientes de los problemas de inseguridad que nos rodean, pues están más cerca de lo que nosotros pensamos y son situaciones por las cuales debemos de tomar medidas para prevenirlas. Es por ello que en Kwema estamos comprometidos con la creación de comunidades más seguras, la creación de redes de seguridad dentro de las escuelas puede ser de gran ayuda para prevenir y auxiliar a alguna posible víctima de acoso, robo, violación o incluso feminicidio sin importar en dónde se encuentre.

0 comments

  • There are no comments yet. Be the first one to post a comment on this article!

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published