El Privilegio de ser parte de Kwema


Desde los días que fundamos Kwema, siempre supe que podríamos cambiar drásticamente las vidas de las personas que más necesitarán de nuestro producto. Mientras los días, los meses y los años pasan me doy cuenta que esto sigue siendo verdad dentro de las aplicaciones de otros negocios que nos han abrumado con opciones y posibles aplicaciones. Al ser un fuerte creyente en los procesos de validación tomamos un aproximado de inversión para determinar en qué mercados enfocarnos: desde campuses en universidades, a los gobiernos de las ciudadanías, compañías de seguros, seguridad e incluso de seguridad industrial.


Y si el ser keniano/árabe no es suficiente diversidad, ser fundador de Kwema me ha dado el privilegio de vivir en 10 ciudades diferentes en todo el mundo y me ha permitido aprender 5 idiomas. Hoy en día podemos decir con orgullo que tenemos nuestros 5 casos de prevención y hemos solidificado nuestras tácticas de evaluación para un uso rudo de nuestra tecnología. Desde mi co-fundadora que casi fue secuestrada la semana pasada, a uno de nuestros usuarios que tuvo que comprar un teléfono que fuera compatible con nuestro wearable. Esto es solo el principio para nosotros y no pensamos en detener esta misión hasta conseguirla.

0 comentarios

  • ¡Su comentario se ha compartido con éxito! ¡Gracias!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados