El brazalete Kwema siempre estará contigo


Después de pasar un increíble día con tus amigos ya es algo tarde y deciden que es hora de volver a casa. Tú y dos de tus amigos van caminando juntos hasta el punto en que te toca dar vuelta sobre la calle de tu casa, alzas la mano para despedirte de ellos y en seguida sacas tu celular y te pones tus audífonos para hacer más ameno el trayecto de las TRES cuadras que faltan para llegar a donde vives.


Mientras sigues tu camino, pasas a un lado de un grupo de hombres que se encuentran bebiendo sobre la calle y uno de ellos empieza a decirte de cosas, tu te cruzas la calle pero el sujeto comienza a gritarte -¿A dónde vas?, Si quieres te acompaño-. En ese momento dejas de reproducir tu música del celular (por si acaso) y caminas un poco más rápido de lo normal, sabiendo que si lo ignoras el tipo se rendirá y dejara de molestarte. Y así es, el tipo se regresa a donde estaba y tu sigues tu camino, con la respiración un poco más agitada de lo normal y con el mismo paso apresurado.


Mientras continúas tu camino te percatas que las calles están más solas y oscuras de lo normal, y es cuando comienzas a arrepentirte de no haber tomado un taxi o si tan solo hubieras salido una hora más temprano de aquel bar no estarías pasando por esta angustia.

En tu recorrido te topas con otro hombre que se encuentra solo fumando y evitas contacto visual. Unos metros más adelante hay un hombre vagabundo, tropezando a cada paso que da, pero el miedo es el miedo, tu respiración y la rapidez de tu paso se aceleran hasta que al fin llegas a casa y abres la puerta apresuradamente. Y piensas: estoy a salvo.


Texto inspirado en el cortometraje francés: Au bout da la rue, escrito y dirigido por Maxime Gaudet.


Esta es solo una de las muchas situaciones a las que las mujeres nos enfrentamos todos los días al salir de casa.Las que han vivido algo así saben de lo que hablo, el no estar acompañadas y que no haya alguien cerca o de confianza es una situación verdaderamente desesperante, y por mucho que queramos protegernos con algún arma, un gas pimienta o cualquier otro objeto todo puede ser inútil si estamos en una situación de peligro donde la mayoría de las veces nuestra desesperación le gana a la razón y podemos incluso a volvernos más torpes que hasta olvidamos el número de nuestra casa o el código de desbloqueo de nuestro celular.


Es por ello que hemos inventado un brazalete el cual puedes llevar a donde sea y con él también tienes la seguridad de que tus seres queridos y la comunidad Kwema estará ahí por si un día los necesitas. Pero¿qué es lo que hace tan especial al brazalete de Kwema?






Siempre. Nuestro más importante valor aquí en Kwema. Queremos que los miembros de la comunidad Kwema sientan que siempre estaremos allí cuando lo necesiten. No importan en dónde estés o que hora sea, siempre habrá a alguien disponible para ayudarte. Nuestra misión no es solo crear un dispositivo que ayude a proteger a las mujeres alrededor del mundo, también es diseñar algo que sea elegante, discreto y este a la moda. Aquí te explicamos por qué Kwema siempre estará contigo.


1. Paz Mental:

Detestamos encontrarnos en situaciones peligrosas, y por muy pocas o muchas probabilidades de que esto nos pueda o no suceder, necesitamos estar preparados. Caminar solos durante la noche en el regreso a casa siempre será una sensación inquietante, con el brazalete Kwema puedes sentirte mucho más tranquilo sabiendo que puedes pedir ayuda con tan solo hacer click en el botón oculto en el brazalete.


2. Accesible:

Hace un par de semanas realizamos un experimento social, donde medimos el tiempo en que las personas tardaban en encontrar su celular en el interior de un bolso. ALgunas personas tomaron hasta 22 segundos en encontrarlo. Esto sin contar el tiempo en que tardaron en desbloquear el teléfono y llamar para pedir ayuda. Cuando ocurre una emergencia, cada segundo cuenta. Está es una de las principales razones por la que inventamos Kwema; es un dispositivo que siempre puedes tener junto a ti. No gastes preciados segundo en buscar dentro de tu bolso o maleta tu télefono, con Kwema puedes mandar una alerta con tu ubicación en tan solo tres segundos a tu familia y amigos.


3. A la moda

El brazalete Kwema es una pieza de joyería que siempre querrás llevar puesta. Elegante, a la moda y de diferentes diseño. No somos como los otros wearables, no tienes que recordar cargarla o perder el tiempo en apagarlo y encenderlo. Después de conectarlo a tu celular vía bluetooth, puedes llevarlo como una pieza de joyería más, a excepción de que siempre estará contigo cuando sea que lo necesites.

seguridad moda estilo mujer

0 comments

  • There are no comments yet. Be the first one to post a comment on this article!

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published