Soy un Feminista y También Soy Hombre


Cuando dices feminista muchas personas piensan el típico estereotipo de una mujer que culpa a los hombres por todo. Que al final del día no es la verdad. La primera ola de feminismo empezó en 1920 cuando las mujeres ganaron el derecho de votar al igual a los hombres. Lo que más me impactó al ser socio deKwema desde el principio es el hecho que los feminicidios siguen pasando, lo cual es inaceptable y el gobierno, universidades y las corporaciones no hacen suficiente para detenerlo.

La única forma de hacer un cambio drástico a todo esto es a traves de la comunidad, impulsando un cambio y movimiento contra los feminicidios donde movilizemos a la comunidad a crear un cambio drástico en la sociedad. Un ejemplo: de donde soy en Kenia la gente no se atreve a robar en público, porque si alguien roba un mero grito de ayuda hace que todo el mundo intente atrapar al ladrón. Y esto es lo que se debe hacer, el mundo debe unir fuerzas, aportar su granito de arena para prevenir y erradicar la violencia de género.

Después de la segunda ola de feminismo  en las 60s-70s que tenía como fin mejorar la igualdad más allá que solo votar. La tercera ola en los 90s se impulsó después de un acta de acoso sexual contra un miembro de Senado en Washington que eran todos hombres. La victima de Rebecca Walker impulso la tercera ola cuando este miembro fue nominado.

Hoy te escribo como co-fundador de Kwema y como un feminista activo en la batalla contra  la violencia de género en la época de la cuarta ola de feminismo que empezó en 2012 y está meramente enfocada contra el acoso y violencia sexual contra género. Kwema existe como parte de este movimiento y no pararemos hasta que la comunidad se movilize en sintonía contra esto.

0 comentarios

  • ¡Su comentario se ha compartido con éxito! ¡Gracias!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados